Cultura ciudadana vs momentos de crisis

Así  como las películas de Hollywood, donde se sacan las emociones a flor de piel, todos los ciudadanos que poseemos Smartphone (celular con pantalla tactil), nos convertimos en cajas de resonancia haciendo eco de la dificultad cultural de acatar directrices y órdenes.

JULIÁN GIRÓN
Columnista

Así que desde el más liberal defensor de derechos humanos que he identificado hasta el más ortodoxo derechista ha solicitado el cierre de aeropuertos y puertos, de vías nacionales y locales y hasta la ubicación de barreras físicas infranqueables para acudir y solicitar a los inquietos y caóticos ciudadanos que «hagan caso», que obedezcan  las normas y modulen  sus conductas y comportamientos en el espacio público, ya que el contagio será superior al estimado en los diferentes  análisis estadísticos.

La lucha continúa y será tal vez con un toque de queda, como de la época de los «condores» que se podrá controlar el caos que se quiere generar desde lo humano.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*