Tomando Café #3 Atrapando un micro cuento

La historia es la siguiente: me di cuenta de lo sucedido sólo  cuando activé el celular y vi los mensajes.

–Qué como me había ido

–Qué si sentí miedo

–Qué que hice, bla, bla

Bueno, pues lo mismo, pregunté a mis allegados como les había ido con el asunto ese y luego de obtener respuestas, me llegó el audio de mi hijo David.

“Pues papi, mira que no lo sentí, de hecho me despertó pero, yo pensé que era un sueño y seguí durmiendo.

Yo le escribí: acabas de echar un cuento… lo transcribiré, sonó perfecto.

Esa madrugada había temblado.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*