Dardos políticos en tiempo de Coronavirus

Por: Marcial Blandón

El homicidio del presidente de la Junta de Acción Comunal del Corregimiento de La Moralia, José Alonso Valencia Morales, es una prueba en que la seguridad del municipio tanto en el sector urbano  como en la zona rural está al garete. Sus autores, materiales e intelectuales y los móviles del lamentable hecho serán objeto de una «exhaustiva investigación» que finalmente no conducirá a nada. Su muerte será una cifra más dentro de las frías estadísticas de criminalidad que se tomaron hace rato al Municipio.

Alonso Valencia, fue un destacado líder comunal de la región campesina, al lado de Buenaventura Valero (q.d.e.p.) al inicio de la década de los noventa impulsaron el desarrollo de sectores como el corregimiento de Venus y la Vereda San Agustín; vivieron en carne propia el desplazamiento por la presencia del «Bloque Calima» de las Autodefensas Unidas de Colombia, AUC, señalándolos de ser auxiliadores de la guerrilla de las Farc. Ante esa embestida paramilitar Alonso Valencia, sobrevivió, trasladando su lugar de residencia al corregimiento de la Moralia, padeciendo en los últimos años un duro cuadro médico de diabetes la cual soportaba con remedios caseros y las bebidas que como hombre del campo tomaba para contrarrestar los ciclos del azúcar en su cuerpo.

Caballero a carta cabal, decente hasta los tuétanos, arrojaba humildad por todos sus poros, líder social, defensor de derechos humanos. El partido de «Los Comunes» ha reclamado su muerte como una víctima de los acuerdos firmados en la Habana. En las elecciones del 27 de Octubre de 2019, presentó su nombre como candidato al Concejo en representación del partido de la flor conformando la lista de Convergencia Alternativa Anticorrupción. Su vida se extinguió por desalmados que se la arrebataron a un costado de la cancha de fútbol de la Moralia, donde tantas veces impulsó actividades de fomento y recreación en favor de los jóvenes de la mediana montaña tulueña. Paz en su última morada, resignación y fortaleza para su familia en tan dura prueba que deben soportar;  a sus asesinos que la conciencia los deje dormir tranquilos por el daño que le ocasionan a una humilde familia campesina y a toda una comunidad que llora su muerte.

***

Después de librar una fuerte batalla contra el virus del Covid-19 perdió la vida Gerardo Fernández Duque, funcionario del departamento administrativo de Planeación Municipal. Hijo de doña Rubiela Duque de Fernández, Concejal de la ciudad, representando el Movimiento Popular Conservador que orientó el ex-congresista Olegario Gómez Durán. Hermano de Ana Lucila Fernández Duque, Tesorera Municipal en el gobierno del abogado Aimer Arango Murillo y gerente de las Empresas Municipales de Tuluá, Emtuluá, siendo alcalde el licenciado Ramiro Devia Criollo (q.d.e.p.).

Gerardo Fernández

Gerardo Fernández, en su juventud se vislumbraba como un promisoria figura del balompié colombiano; poseedor de una zurda prodigiosa, se formó bajo la batuta del profesor Julio César Velásquez, en el club Independiente, desafortunadamente en esa época no existía el mercado para mostrarse en otros clubes de orden nacional y terminó enrolándose en la administración pública. Nuestra solidaridad a su familia por la pérdida irreparable de su ser querido, elevamos nuestras oraciones al Todo Poderoso, por la pronta recuperación de su esposa portadora del virus.

***

Un asiduo lector de esta columna haciendo alusión a la nota registrada en la edición del Viernes anterior, acerca del foro virtual del cual hicieron parte los jóvenes dirigentes Ivanov Russi Urbano, Marco Alejandro Arbelaez Vargas y Victor Manuel Garcia Giraldo, hizo referencia sobre el joven politólogo que según nuestro amable lector no ha contado con suerte en las empresas electorales que ha tenido a su cargo.

Nos recuerda nuestro virtual lector que Víctor Manuel García, fue el gerente de la  campaña en el 2015 del candidato al Concejo  Henry Osorio Cárdenas, por el partido Conservador. Pese a que el hoy titular del departamento de Movilidad alcanzó una cifra de votos por encima de los mil, no le alcanzó para ser elegido. En el 2018 García Giraldo, fue el ideólogo de la campaña a la Cámara de Uriel Rojas, a quien se consideró una sorpresa en el partido Liberal, obteniendo una alta votación en el departamento, pero sin los votos suficientes para conquistar una escaño en el Congreso y en las elecciones de Octubre de 2019. Víctor Manuel, fue el Jefe de debate del candidato al Concejo por el partido Liberal Senén Andrés Gómez, con más de mil ochocientos votos,  se quedó sin que la cifra repartidora le diera el derecho de ingresar a la Corporación Edilicia. Asegura nuestro lector que el politólogo debe afinar mejor su puntería en la próxima contienda electoral.

***

Al inicio de este año, después de cumplir el primer año de gobierno de los mandatarios locales en diferentes municipios del País, se conformaron Comités ciudadanos que impulsan la revocatoria del mandato de esas autoridades. En el Valle del Cauca, se conoció de grupo de ciudadanos que promueven la iniciativa en los municipios de Jamundí, El Cerrito, Palmira y Tuluá, localidades a las que no se han autorizado la entrega de los formularios por parte de la Registraduría Nacional del Estado Civil, para la correspondiente recolección de firmas.

Jorge Iván Ospina, alcalde de Cali

Causó sorpresa que esta semana en plena protesta social y la anarquía por la que atraviesa la ciudad de Cali, en plena plaza de Caycedo, un grupo  de ciudadanos caleños esté recogiendo firmas para revocarle el mandato al Jorge Iván Ospina, por la forma en que ha manejado las manifestaciones sociales que de acuerdo a los que impulsan el mecanismo de participación ciudadana, el distrito se le salió de las manos y de su manejo administrativo. De ser cierta la recolección de firmas, la pregunta que queda reinando es por qué en tan corto tiempo se aprobó la entrega de los formularios, incluso sin adelantar la obligatoria audiencia pública. ¿O será que están «cañando»  sus detractores? Lo cierto es que la noticia tiene con los nervios de punta a los integrantes del Comité «Rescatemos a Tuluá» que promueve la revocatoria del mandato del alcalde John Jairo Gómez Aguirre, que aún no reciben la autorización para recolectar las firmas.

***

Haider Alfonso Vinazco

Otro ciudadano que muere tras ser afectado por el Covid-17 es el dinámico locutor, animador y emprendedor Haider Alfonso Vinazco. Dueño de una virtuosa voz, fue por mucho tiempo locutor de varios almacenes y eventos de la ciudad.  También fue candidato al Concejo de Tuluá.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*