Dardos políticos en tiempo de Coronavirus

Por: Marcial Blandón

La comuna nueve conformada, entre otros sectores, por Aguaclara, El Paraíso, La Paz y San Francisco, fue fundamental en el triunfo del hoy alcalde John Jairo Gómez Aguirre, que de acuerdo al escrutinio  le sumó en ese sector casi setecientos votos a su inmediato seguidor Jorge Alberto Castaño Parra (q.d.e.p.) gracias a la insatisfacción ciudadana que generó la errada política del departamento administrativo de Planeación en el gobierno de Gustavo Vélez,  que cambió en muchos hogares su estrato social.

Ese ‘Inri’ lo soportó en sus hombros el candidato del Cambio, no pudo desligar de su aspiración esa decisión inconsulta y a todas luces agresiva en contra de una de las comunidades más vulnerables del municipio. Ahora, fiel a su promesa de campaña el alcalde John Jairo Gómez Aguirre, ha informado sobre la suscripción de un convenio por más de seis mil millones de pesos con el Departamento para la Prosperidad Social DPS, que orienta la vallecaucana Susana Correa, para obras de inversión social, entre ellos, la pavimentación de la Urbanización el Paraíso.

Susana Correa, directora DPS

Foto: Canal Uno

Una valiosa aliada conquistó la administración de Gómez Aguirre, que ha demostrado consideración y apego por la ciudad, tanto, que obras que se construyeron en el mandato de Gustavo Vélez, la titular del DPS, solo hizo entrega oficial en el gobierno ‘De la gente para la gente». El escaso afecto administrativo de la pasada administración con el DPS, impidió que se generaran obra de progreso y desarrollo para la ciudad, las que comienzan a proyectarse gracias a los canales de comunicación que van a permitir que esta entidad de orden nacional invierta recursos en las demandas sociales de la población más vulnerable de la Villa de Céspedes.

***

Colombia es un pueblo Católico por naturaleza, es la religión que cuenta con más feligreses. Su Iglesia también ha sido afectada por la mortal pandemia del Covid-19, ya son varios los clérigos que han sucumbido ante el fatídico virus. En su reciente visita a la ciudad el obispo José Roberto Ospina León Gómez, solicitó a la comunidad Católica cuidar de sus pastores, cambiando una tradición milenaria de la Iglesia que es recibir la hostia en la mano y no en la boca como era la costumbre hasta que no pasen los efectos del Covid-19.

Obispo José Roberto Ospina León Gómez

El llamado a su pueblo Católico lo hizo el prelado en la ceremonia religiosa en la que se celebró las bodas de plata del párroco Luis Mario Larenas Cruz, quien tiene la dirección del templo Católico más importante de Tuluá como lo es la Parroquia de San Bartolomé. La eucaristía contó con el acompañamiento espiritual del Sacerdote Maicol Terranova, guía pastoral de la Iglesia Santiago Apóstol, del corregimiento de Galicia en Bugalagrande.

***

El proceso de vacunación para prevenir el contagio del Covid-19, avanza de manera positiva en la ciudad según lo ha anunciado el titular de la Secretaría de Salud Municipal Jhon Jairo Aguirre. Las IPS donde se aplican los biológicos cumplen una ejemplar labor, ahora las jornadas iniciaron en el sector rural, brigadas que coordina el hospital Rubén Cruz Vélez, casa médica que tiene el manejo de los puestos de salud en el municipio.

Médico Carlos Hernán Prieto

Un viejo y grato conocido es el que adelanta la coordinación de las jornadas de vacunación en la zona rural de mediana y alta montaña, se trata del médico Carlos Hernán Prieto, que prestó sus servicios profesionales a la comunidad campesina desde el puesto de salud en el corregimiento de la Marina, población que volvió a contar con su presencia al menos temporal en las brigadas que permiten que nuestros campesinos reciban el biológico para alcanzar, ojalá muy pronto, la anhelada comunidad de rebaño.

***

Por estas calendas ya se había cumplido con una versión más de la Feria de Tuluá, denominada «la mejor feria de Colombia». Desafortunadamente las consecuencias del Covid-19, han impedido que en el gobierno del alcalde John Jairo Gómez Aguirre, cumpla con los dos certámenes que se debían haber adelantado los que  ha debido  cancelar por obvias razones. El anuncio de la cancelación de esta versión ferial y el presupuesto de la celebración destinarlo para adelantar mejoras en la Transversal Doce, la vía más importante que atraviesa la ciudad, ha generado una gran expectativa en la comunidad.

Transversal Doce

Tal y como estaba programada la Feria de Tuluá, en este mes de Junio, la Administración debe propender para dar inicio a los trabajos anunciados, ejecutorias que sin duda deben tener en cuenta la cantidad de vendedores estacionarios que de a poco se comienzan apoderar de la zona verde, las conexiones de energía con la que funcionan muchos de los módulos que comercializan alimentos o comidas rápidas y que no cuentan con la debida autorización de la empresa que presta ese servicio en la ciudad. Remodelación de la vía y regularización de quienes ejercen actividades informales pide la ciudadanía.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*