Crisis en la salud de Tuluá: el hospital Tomás Uribe en asamblea permanente y la Clínica San Francisco estudia cierre de servicios médicos

En asamblea permanente se declararon los trabajadores de la salud vinculados al hospital departamental Tomás Uribe Uribe hasta que la Gobernación del Valle a través de la Secretaría de Salud “haga un incremento digno de sus salarios”.

De acuerdo con los expresado por el líder sindical Rodolfo Borda, en esta jornada participan los gremios Sindes y Sindipeclinicas, cuyos integrantes permanecerán en asamblea hasta que exista un pronunciamiento de la gobernadora Clara Luz Roldán o de la secretaria de Salud, María Cristina Lesmes.

“Estamos exigiendo una nivelación salarial, no es culpa de nosotros, es responsabilidad suya doctora María Cristina Lemes, de que las EPS paguen. Hoy el hospital ha demostrado ser una empresa viable y por eso exigimos un incremento salarial justo”, dijo Rodolfo Borda, presidente de Sindes del Tomás Uribe Uribe.

Por su parte la Federación de Sindicatos Médicos, Fecolmed, que preside Jorge Enrique Enciso Sánchez, denunció que a los trabajadores de la salud de la Clínica San Francisco de Tuluá les adeudan nueve meses de salarios.

Ante esa situación, según Enciso Sánchez, la Clínica San Francisco está estudiando la posibilidad de cerrar los servicios de ginecología, obstetricia, pediatría, entre otros, debido a su baja rentabilidad. “Hacemos un vehemente llamado a las autoridades competentes para que entre todos busquemos una solución urgente para esta terrible situación que atraviesa Tuluá, el centro y norte del Valle en el servicio de salud”, indicó Enciso Sánchez.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*